Actuación frente los golpes de calor en las personas mayores

Categoría: Noticias banner
Publicado el Jueves, 22 Junio 2017 14:21
Escrito por aliad
Visto: 844

En esta época del año donde la temperatura se eleva considerablemente, hay que extremar las precauciones para evitar los llamados “golpes de calor”, sobre todos en las personas que tienen más vulnerabilidades. Entre ellas, están las personas mayores, que suelen tener menos sensación de sed y, además tienen más riesgos si están tomando alguna medicación o sufren alguna enfermedad crónica.

Con el fin de poder actuar ante posibles golpes de calor, expertos en el cuidado de los mayores recomiendan saber cuáles son los síntomas más comunes que se dan cuando se sufre un golpe de calor, entre los que están:

     - Temperatura corporal elevada (hasta de 40ºC)

     - Dolores de cabeza

     - Náuseas y vómitos

     - Somnolencia

     - Sed intensa

     - Sensación de boca seca

     - Piel caliente, enrojecida y seca, sin sudoración

     - Calambres musculares en brazos, piernas o vientre

     - Confusión

     - Convulsiones y pérdida de conciencia

En caso de que se produzca un golpe de calor, se recomienda:

     1).- Llamar a los servicios de emergencia.

     2).- Mientras se espera a los servicios de emergencia es importante tratar de bajar la temperatura del afectado con la aplicación de paños empapados en agua fresca en zonas especialmente sensibles como son frente, nuca, axilas e ingles.

     3).- Otra medida es tumbar a la persona con los pies elevados, a una altura mayor que la cabeza para favorecer así el retorno venoso.

    4).- Facilitar líquidos poco a poco al afectado para no descuidar su hidratación. Lo ideal, según explican los expertos, es dar agua con un poco de sal y azúcar o alguna bebida isotónica.

No obstante, para evitar llegar a estos casos, es clave estar siempre bien hidratado y beber, al menos dos litros de agua diarios. Para ello, hay que beber incluso cuando no se tenga la sensación de sed. De estas bebidas se excluyen cualquier bebida alcohólica o azucaradas, ya que aceleran la deshidratación.

También se recomienda:

1).- Evitar comidas muy calientes y pesadas que dificulten la reposición de las sales minerales que se pierden con la sudoración.

2).- Evitar realizar ejercicio físico en las horas de máximo calor.  

3).- Utilizar ropa poco ajustada, amplia y usar sombreros o gorras.