¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Tipos de 'cookies' utilizadas:
Esta web utiliza tanto 'cookies' temporales de sesión como 'cookies' permanentes. Las 'cookies' de sesión almacenan datos únicamente mientras el usuario accede a la web y las 'cookies' permanentes almacenan los datos en el terminal para que sean accedidos y utilizados en más de una sesión.
Según la finalidad para la que se traten los datos obtenidos a través de las 'cookies', el sitio web puede utilizar:
1. 'Cookies' técnicas:
Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de la página web o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a las partes web de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación y almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido.
2. 'Cookies' de personalización:
Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en su terminal o que el propio usuario defina. Por ejemplo, el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, el diseño de contenidos seleccionado, geolocalización del terminal y la configuración regional desde donde se accede al servicio.
3. 'Cookies' publicitarias:
Son aquéllas que permiten la gestión eficaz de los espacios publicitarios que se han incluido en la página web o aplicación desde la que se presta el servicio. Permiten adecuar el contenido de la publicidad para que esta sea relevante para el usuario y para evitar mostrar anuncios que el usuario ya haya visto.
4. 'Cookies' de análisis estadístico:
Son aquéllas que permiten realizar el seguimiento y análisis del comportamiento de los usuarios en los sitios web. La información recogida mediante este tipo de 'cookies' se utiliza en la medición de la actividad de los sitios web, aplicación o plataforma y para la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios de dichos sitios, con el fin de introducir mejoras en el servicio en función de los datos de uso que hacen los usuarios.
5. 'Cookies' de terceros:
En algunas páginas web se pueden instalar 'cookies' de terceros que permiten gestionar y mejorar los servicios ofrecidos. Como por ejemplo, servicios estadísticos de Google Analytics y Comscore.
¿Cómo administrar 'cookies' en el navegador?
El usuario tiene la opción de permitir, bloquear o eliminar las 'cookies' instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su terminal.
En caso de bloquear el uso de 'cookies' en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página web no estén disponibles.
En algunos navegadores se pueden configurar reglas específicas para administrar 'cookies' por sitio web, lo que ofrece un control más preciso sobre la privacidad. Esto significa que se puede inhabilitar 'cookies' de todos los sitios salvo de aquellos en los que se confíe.

 

 

Miércoles, 27 Mayo 2015 16:34

Ejercicio físico, clave en la vida de los adultos mayores

El ejercicio físico es muy recomendable para los adultos mayores ya que tiene numerosos beneficios y puede contribuir a hacer la dependencia más llevadera. Los ejercicios suelen ser sencillos y dinámicos, de forma que no supongan un estrés añadido.

Es importante conocer los principales ejercicios que son recomendables para los mayores si se va a participar en su asistencia, tanto para participar en su supervisión como para su recomendación. Existen cuatro tipos principales de ejercicios para personas mayores:

- Actividades de resistencia: Este tipo de actividades contribuyen al fortalecimiento del corazón y del sistema circulatorio. Es cierto que el sedentarismo es perjudicial a todas las edades pero en el caso de los mayores la falta de actividad física puede llevar a la pérdida de hasta 180 gramos de masa muscular al año.Sin embargo, un estudio realizado para The American Journal of Medicine, mostró que después de un promedio de 18 a 20 semanas de realización de actividades de resistencia, un adulto mayorpuede llegar a añadir más de mil gramos de musculatura y aumentar su fuerza entre un 25% y un 30%. Los ejercicios de este tipo pueden realizarse utilizando el propio peso del cuerpo como ponerse en cuclillas o levantar las caderas. Otros ejercicios más completos sonel Tai Chi, Yoga o Pilates.

- Ejercicios de fortalecimiento: Estos ejercicios desarrollan el tejido óseo y muscular reduciendo la pérdida del mismo derivada del envejecimiento, mejoran el metabolismo, contribuyendo a mantener un peso y nivel de azúcar en la sangre adecuado. Con todos estos beneficios, el adulto mayor podrá tener una mejor postura, disminuir la grasa de su cuerpo, reducir el riesgo de caerse, caminar con más agilidad, mejorar sus reflejos, subir escaleras o levantarse de una silla más fácilmente.

- Ejercicios de estiramiento: Al llegar a la vejez, las articulaciones y músculos pueden aumentar considerablemente su rigidez. Por ello es conveniente realizar ejercicios de estiramiento, ya que contribuye a mantener el cuerpo más ágil y flexible,reduciendo las posibilidades de sufrir dolores e inflamaciones en los mismos, lo cual es beneficioso para los mayores en general pero especialmente para aquellos que sufren osteoartritis. Es conveniente realizar estos ejercicios con movimientos lentos y firmes para no sufrir ninguna lesión.

- Ejercicios de equilibrio: Los ejercicios de equilibrio se corresponden sobre todo con la parte inferior del cuerpo. Contribuyen a  mejorar la coordinación y a incrementar la fuerza reduciendo así las probabilidades de sufrir caídas.EnEstados Unidos hay de 300.000 admisiones cada año por caderas rotas, muchas causadas por caídas, una cifra que se puede reducir sí se realizan con regularidad ejercicios de equilibrio. Un ejercicio fácil, por ejemplo, es ponerse de pie desde la posición sentada, y repetirlo varias veces con los ojos abiertos y luego con los ojos cerrados. Otro ejercicio es ponerse de pie sobre una sola pierna, primero usando una silla o mesa para equilibrarse en caso necesario, para luego avanzar hasta lograrlo sin ayuda. 

Nuestras Redes Sociales

Sé el primero en enterarte de todas nuestras novedades a través de nuestros perfiles de las redes sociales.